Ir al contenido principal

Mamá ¿Cómo me afeito la barba?

"Mamá... ¿Cómo me afeito la barba?"



Esas 5 palabras, solo esas cinco palabras, bastaron para desencadenar dentro de mí la mayor de mis tormentas desde que soy madre.

Pero ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué? ¿En qué momento te convertiste en un hombre?

Me vais a perdonar el momento moñas, pero hoy lo tengo desatado, precisamente para esto está mi espacio: para contar las cosas buenas que me sirven y que me han ayudado con mis hijos, que me han acompañado a lo largo de esta andadura que se llama "maternidad", pero también para contar mis miedos, mis inseguridades, y el terror que me acompaña a veces.

Es cierto que hace algún tiempo ya vengo notando que mi hijo (¡el mayor de mi prole! ¡el hermano mayor!) viene mutando de bebé a adolescente, probablemente desde el día que empezó el instituto, cuando al llegar a casa, abrió las puertas de su armario, se sentó en su cama a observarlo fijamente, y me dijo con cara seria: "Mamá, necesito ropa nueva". ¡ZAS! Ese fue verdaderamente el primer zasca en la boca, y con el que empecé a comprobar que mi hijo dejaba de ser mi pequeño bebé. Pero bien, hasta ahí todo era controlable, me repetía una y otra vez a mí misma: "Tu hijo está creciendo, eso es inevitable... disfrútalo!
Pero ¿la barba? ¿en serio? ¡Si tiene cuatro pelos!

No sé a vosotros, pero a mí el hecho de que se afeite la barba me hace tener claro que ya es un hombre, es como un símbolo (probablemente), pero lo es ¡y me acojona!


Cuando pronunció esas 5 palabras pasó toda la película de su vida delante de mí en fracción de segundos: ¿Dónde estaba ese pequeño con el pelo rubio como el oro que venía a darme abrazos constantemente y a repetirme lo mucho que me quería? ¿Qué ha quedado de ese pequeñín que cada vez que se caía venía hacia mí pidiendo consuelo?

Desde que empezó a mutar vengo repitiendo constantemente que es mejor tener tres pares de mellizos que un adolescente, vengo repitiendo constantemente la frase de "cuándo terminarás de madurar". ERROR, ERROR Y CONSEJO: no hagáis eso nunca, y si lo habéis hecho, no lo hagáis más... porque el momento llega, creedme, y es muy difícil de asumir.

¿Sabéis ese momento en que tu pequeño bebé llega a casa y te dice que tiene una novia en el cole? Ese chiquitín tan gracioso y por el que tú darías la vida te está diciendo ¡que tiene novia! Esa niña que le acompaña en sus juegos y que le cae tan bien, y a la que él ve tan guapa... ¡mola! ¡y te ríes! O mejor dicho ¡te tronchas!, ¿a que sí?, ¿a que te ha pasado? ¡Que gracioso todo! Y la semana siguiente, o el mes próximo, tiene otra, y así van encadenando "amiguitas" a las que quieren, ¡y mucho! Pues, esperad... esperad a que eso ocurra con 14 años ¡Ja! Veréis, veréis que ya no mola tanto.

–"¿Quién es esa?" Repetiréis sin parar.
–"Es Fulana, mamá".
–"Yo no te estoy preguntando cómo se llama, te estoy preguntando quién es".

¿De dónde es?, ¿Quiénes son sus padres?, ¿por qué te llama tanto?

¡Ahora empieza lo bueno! Agárrate bien al asiento mamá porque vienen curvas, ¡y de las fuertes! ¿A que ya no hace tanta gracia como hace 10 años?


Ahora ya no es un juego, sabes que empieza a vivir su vida de verdad, tuviste esa edad y sabes lo que se siente. Sabes cómo pensabas en cada uno de esos momentos, sabes lo que duele que te rompan el corazón cuando eres un adolescente, sabes también cómo se magnifica todo a esa edad y te duele porque a él también le dolerá.



¡Empieza a vivir! Abre sus alas y está próximo a volar, escapará del nido, ya no quiere besos, ni abrazos ni achuchones. Ya no te dice que te quiere hasta la luna ida y vuelta, ya no te pregunta cosas, no quiere tus consejos, ¡ya no te escucha! Y duele, duele mucho, sobre todo porque tú pasas de ser la persona más importante en su vida a ser "la víbora que le amarga la existencia". Aunque te empeñes en ser una mamá "guay" siempre serás "la víbora", y lo peor: te tocará conformarte con ser simplemente espectadora, espectadora de su vida en forma de película y no podrás evitar los golpes que se llevará, y te alegrarás con sus triunfos y su felicidad, ¡vaya si te alegrarás!

Pero ya no será como antes,  ¡olvídate de ser la primera en saber cada una de sus cosas! Ahora lo sabrá primero el amigo X o cualquier otro antes que tú. Ahora empezarás a ver las cosas de otra manera, y te romperás la cabeza para saber cuál es la forma correcta de llegarle.

Olvídate de aconsejarlo, siempre hará lo contrario a lo que tú le digas, ¡eso es matemático! ¡Eres su mamá! (yo también lo hacía).


Su "yo" interno aún sin aclararse y sin saber quién es, junto a sus hormonas (puñeteras hormonas) disparadas a mil por hora, lo llevarán a cometer miles de errores (yo también los cometí), lo llevarán a ser "terriblemente borde" conmigo en ocasiones, y yo solo podré ver y estar atenta por si me necesita de verdad.

Tendré que dejar que se equivoque para que pueda aprender, tendré que aguantar malas caras y hasta contestaciones, tendré que tener aún más paciencia siendo su madre y sufriré... lo tengo claro, la teoría está muy clara, pero la práctica no lo es tanto ¿a que no?



No crezcas tan rápido, hijo mío, deja que te disfruté un poquito más, no tengas prisa por crecer. Luego querrás echar el tiempo atrás y pensarás y repetirás una y otra vez: "Cuánta razón tenía mi madre".


Hazme caso... aún no te afeites "la barba".


Podéis seguirme en las RRSS:  por  Facebook, Instagram y Twitter.

¿Te ha gustado este post?  No seas egoísta ¡Compártelo con tus amigas/os!







Comentarios

  1. Ainsssssss... Qué rápido crecen jopes...
    Mucho ánimo y paciencia en esta nueva etapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa!
      Paciencia es la madre de las palabras y mucho más en esta edad!
      Gracias por pasar por aquí!

      Eliminar
  2. Por favor. .. qué pechá de llorar. ... muchas gracias por compartir tus sentimientos.... gracias por darme ese tirón de orejas cibernetico para que valore estos momentos. Muchas gracias.

    Te dejo el enlace de mi blog, tengo tres peques que crecen muy rápido y ya mismo me veo como tú. ... ains....
    http://uncorchoenlacocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja disfrútalos todo lo que puedas!
      me alegra que estas palabras te llegaran y las entendieras y te hicieran reflexionar ¡por supuesto que me paso por tu blog ahora mismo!

      Eliminar
  3. totalmente de acuerdo con cada una de tus palabras y en pensar lo pesada que es mama cuando llegamos a esa edad... Pero de golpe y porrazo pasan los años y ahora la madre soy yo.... y madre mia ahora me trago todiiiiitassss mis palabras y pienso que grande es mi madre que tanto miro por mi, por que nada me pasara, por intentar que no me diera los batacazos (aunque nadie hagamos caso).

    Y ahora lo pienso miles de veces y solo pienso en el dia de mañana cuando mi peque llegue a esta edad... en que pasare por todo lo que ella paso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a eso le llaman "ley de vida" jajaja yo a veces lo miro y pienso "cuando crezcas me darás tantas veces la razón"
      pero ellos tienen ser así, si no, es que algo no va bien.
      Un beso y gracias por pasar por aquí y comentar, me gusta mucho interactuar con vosotros!!!!

      Eliminar
  4. Que pecha de llorar!!!! Me ha encantado lo que has escrito, seguro que al hacerlo se te saltaron las lagrimas también.
    Los queremos tanto, que no somos de capaces de imaginarnos que en su vida llegará el momento en que estemos en segundo o tercer plano.
    De pequeños decimos: ay a ver cuando empieza a andar, ay a ver cuando empieza a hablar, ay a ver cuando empieza a.... Y cada etapa que pasa la echamos mil millones de veces de menos...
    Es inevitable que crezcan pero que lo hagan más despacio leñe!! Yo quiero a mi príncipe así,con sus 3 añitos diciéndome que me quiere y preguntándome el porqué de todo, que se pare el tiempo y sea a quien se muere por ver al salir del cole, a ser su mano derecha, a ser su seguridad en su día a día....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo pienso lo mismo, podía ser un poco más despacito todo!!!
      y si, si que llore y mucho jajajaja pero esto también sirve de desahogo, gracias por leerme y comentarme tus sensaciones, me alegra que te haya gustado!

      Eliminar
    2. Eres fabulosa, tus tres tesoros tienen mucha suerte de tener una madre como tú #mamamolona 😘😘

      Eliminar
    3. Muchísimas gracias guapísima, siempre bienvenida por aquí!

      Eliminar
  5. ayss ue llorera me he echado con tus palabrasss...tengo mellizos de cinco añosss hace un par de años que deso que el tiempo se parè...pero el tiempo corre y muy rapidooooo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo mellizos, y al tener el mayor y saber lo rápido que pasa todo, créeme, también quiero que se detenga el tiempo, pero no podemos más que disfrutar de ellos!

      Eliminar

  6. ¡Qué rápido crecen! ¡Qué se pare el tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lo pudiéramos parar! Por más que intento disfrutar todo lo que puedo siempre tengo la sensación de que aún me falta más ¿tú no?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

QUUT TOYS: los juguetes de playa del futuro

En Galicia vemos poco el sol, por eso aprovechamos estos escasos días al máximo, parques, paseos, ríos, areneros, pero nuestro plan perfecto es ir a la playa, ya sabéis lo que nos gusta el mar.
El año pasado estos dos eran muy pequeños para mantenerse entretenidos un rato largo, pero este año pinta genial y ya hemos podido probar lo que nos parece "la revolución de los juguetes de playa"
Los QUUT TOYS son una línea de juguetes de playa y nieve duraderos, inteligentes, funcionales y con diseños divertidos no solo para los niños, los padres también disfrutaremos mucho de estos juguetes.


Los hemos probado en casa, en el arenero y en la playa varias veces y puedo decir que no tengo niños cuando están jugando. Es la primera vez que los veo tan entretenidos y tan autónomos para jugar, no me han llamado más que para llenar de agua a Ballo, y eso, hasta que les explique cómo se llenaba


Una de las cosas que más nos gustan es que la mayoría de ellos tienen varias modalidades de jue…