Ir al contenido principal

Soy más madre que tú - Blogger Invitado

¡Lo que me gusta a mí esta sección del blog!  Blogger Invitado, tenía un tiempecito sin salir al aire por problemillas técnicos, pero ya estamos de regreso y ¡con mucha fuerza!

No os podéis imaginar lo bueno que es el artículo de hoy... cumple todos los requisitos; un tema candente, una redacción muy cuidada y el trabajo y el amor puesto detrás de ello, de una gran madre y fantástica mujer.

Hoy nuestra blogger invitada es Raquel, Reich para los amigos (entre ellos me incluyo). La voz que está detrás de Mamá Oso Panda, un blog muy divertido, pero también funcional. En él, tus dudas acerca de los sencillos hechos cotidianos de la maternidad, serán siempre resueltas bajo la percepción de una madre primeriza, completamente enamorada de su preciosísimo bebé panda.


Ya sabéis que me gusta presentaros un poco a nuestros invitados, pero hoy en particular se me hace un poco difícil, y no precisamente por qué no tenga nada que decir, todo lo contrario... es tanta la buena información que puedo daros, que no sé por dónde empezar. Además, ¿qué se puede decir de una persona, que desde el minuto uno que la conoces, solo te aporta tantas cosas buenas y tan buen rollito?

A Reich la conocí a través de Instagram hace ya un tiempecito y os juro que fue conexión total, fue cruzar un mensaje e ir a más y a más, hasta llegar hasta este punto en el que puedo deciros que forma parte de mi vida y de Mi Mundo con ellos Tres, una parte fundamental. Es una pena que viva tan lejos, pero sigo en mi lucha de convencerla de que ¡en Galicia no se vive nada mal! ;)

Hablamos a lo largo de todo el día, nos consultamos todo tipo de cosas y nos apoyamos al máximo en todo lo que podemos. En parte me siento un poco responsable de que Mamá Oso Panda hoy en día pueda daros tanto a través de sus letras, y eso lo comprobaréis con el artículo de hoy.

Reich es sinónimo de buen rollo, energía, alegría y optimismo, hay muchas tintas de frikysmo (eso os lo explico otro día) pero en general, te sentirás tan bien leyéndola, que volverás y te quedaras en su espacio ¡para siempre!

Pero todo esto, es mejor que lo comprobéis vosotros mismos, leer este artículo, pasad a visitarla y suscribiros a su blog, por qué no os arrepentiréis para nada... allá vamos... ¡pasen y vean!

___________________________________________________________



Hay amigas por las que, incluso sin conocerlas en persona, dices sí a todo lo que te pidan (bueno, casi, Galicia me pilla lejos ;)) y ese es el caso de Líber. Cuando me pidió que escribiera en su blog como invitada ni me lo pensé, y el tema lo tuve claro: la presión por ser más o menos madre.

Desde que soy madre (por cesárea necesaria y muy buena) veo que no es oro todo lo que reluce, y que hay una rama “dura” de madres que se creen en posesión de la verdad absoluta por haber tenido partos vaginales, en muchos casos naturales, y por dar el pecho el mayor tiempo posible, parece incluso que hubiera una competición por ver quién da el pecho durante más meses. Este grupo “radical” de madres, no sé si queriendo o no, con sus comentarios hace que el resto de madres nos sintamos pequeñas, malas madres y nos llenemos de dudas e inseguridades, sobre todo las primerizas al principio; creedme, he sido una de ellas.

No le veo el sentido a todo esto. De verdad, no lo entiendo. En mi caso, como no soy de apuntarme a grupos de nada, tampoco de lactancia y maternidad, la sensación de mala madre la tuve leyendo blogs y comentarios al respecto, en los que te dicen que si no tienes un parto vaginal no has dado a luz, no has parido, a tu hijo te lo han sacado, eres menos madre, no puedes experimentar la crianza con apego... ¿perdón? 

Y claro, si además de haber tenido una cesárea, resulta que no puedes/quieres dar el pecho... apaga y vámonos. Yo quería dar el pecho pero no pude, él no se enganchaba, la pezonera era un coñazo, pasé un primer mes horroroso, el niño no paraba de llorar y no podíamos salir a la calle, me sentía fatal por no ser capaz de alimentar a mi hijo, leía estas cosas y me confundía: por un lado, mi instinto (y mi madre) me decían que mandara todo eso a la mierda, que mi hijo no paraba de llorar porque tenía hambre, y que le diera un biberón. Por otro lado, estos grupos decían que tenías que seguir intentándolo aunque el niño llorara, y si no lo intentabas eras una cobarde y una egoísta que no pensaba en el bien de su hijo. Ahora me acuerdo y me río, ¿cómo fui tan tonta? El día que tomé la decisión de dejar el pecho del todo y darle solo biberón, me eché atrás, y en la toma de la noche, después de 10 minutos llorando los dos porque no sacaba nada útil de mi pecho, me levanté y le hice un biberón. Y hasta hoy. El pecho lo fue dejando él porque yo cada vez tenía menos leche.

De unos días a esta parte me he propuesto un objetivo: que ninguna madre, futura o reciente, pase por lo que pasamos otras muchas madres que he conocido en las redes sociales y yo. Quiero normalizar la maternidad, que no haya “bandos” ni opiniones gratuitas. Tan válido me parece que una madre decida dar a luz en su casa como que otra no quiera dar el pecho. Y tan madre es la que pare en una bañera sin anestesia (olé) como la que lo hace por cesárea. Cada una conocemos nuestra situación y sabemos lo que es mejor para nosotras y nuestra familia. Y en muchos casos no somos las que decidimos, los problemas médicos o físicos deciden por nosotras. Basta ya de tener que justificarnos, de sentirnos mal por tomar una decisión correcta solo porque algunas personas no lo ven así y no son capaces de ver más allá o de sentir un poco de empatía. 

No creo que se sea más o menos madre por que tu hijo nazca de una forma u otra, o porque se alimente con pecho o con biberón. Desde el momento en que nos quedamos embarazadas (o empezamos con trámites de adopción) somos madres, lo que pase a partir de ahí son añadidos.

¿Sabéis qué? Ojalá estas madres no necesiten nunca una cesárea ni tengan problemas para dar el pecho.

 ___________________________________________________________



Me llamo Raquel, tengo 30 años y soy una madre primeriza llena de dudas y de ganas de aprender. Me encanta reírme de todo y de todos, soy muy sensible y empática y llevo dentro a una niña curiosa que es feliz escuchando historias. Mi lema desde que soy madre: “No juzgues a nadie, las cosas no son siempre lo que parecen".

 ___________________________________________________________





Comentarios

  1. ÓLE mi niña qué bien escribe!!!!Coincido totalmente contigo!Yo soy una de esas madres que dí a luz por parto vaginal y sin anestesia y en ningún momento se me pasó tan siquiera por la cabeza juzgar a todas aquellas mamás que no lo quisieran así!Cada persona es un mundo y las circunstancias que la rodean sólo ella las sabe!Como siempre genial, Reich!! Enhorabuena por esta ARTISTA invitada Liber!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una valiente es lo que eres!! Olé y olé!!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Maria!!! es todo un honor tener a Reich por aquí!

      Eliminar
  2. Ole!! Así se habla! Tienes tanta razón con el radicalismo y la presión... yo he estado en el lado de dar el pecho y por dar una lactancia prolongada (que no me siento ni mejor ni peor madre por ello) me han metido mucha presión amigos y familiares para que vaya dejando el pecho, porque más allá de los 6 meses no lo ven normal... Y en cuanto a la cesárea, creo que se debería sentir un profundo respeto por aquellas mujeres que han dado a luz así porque es algo más duro y complicado que el parto vaginal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un punto de vista que no había tenido en cuenta, porque supongo que los extremismos los hay en los dos lados, a mí solo me ha tocado uno (y bastante tengo). Al final lo mejor es hacer lo que consideremos mejor para nosotras y nuestros hijos, y los demás... pues ya sabes dónde se pueden ir!

      Eliminar
    2. Completamente de acuerdo con vosotras, yo siempre fuí cesárea, y con rober pude dar pecho pero con los mellis no, y eso es decisión nuestra, es algo muy particular, no deberíamos juzgar a ninguna madre!

      Eliminar
  3. Muy bien dicho! Todas somos MADRES, sin importar nuestra elección a la hora de criar o dar a luz. Me siento identificada en muchos aspectos y espero que la maternidad se normalice y debemos empezar siendo más tolerantes nosotras mismas. Besos a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo primero, no juzgar a las demás, mientras no estemos haciendo daño a nuestros hijos, todos los métodos de crianza son válidos! Un beso!

      Eliminar
  4. Es mi amiga, es mi amiga!!!! Siempre he pensado que eres una valiente por decidir siempre lo que quieres e ir a por ello. Muy bien escrito, si señor! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi Chupi!!!!! Qué haría yo sin ti!!

      Eliminar
    2. jajajajaaj Orgullosa tienes que sentirte de tenre una pedazo de amiga así! de 10!

      Eliminar
  5. En mi caso yo tuve un parto vaginal, con epidural. Y no me sentí ni me siento ni más ni menos. No dí el pecho porque fue una opción personal, no quise darlo. Y mucha gente me juzgó por eso. Pero en ningún momento me sentí mal porque era algo que tenía claro. No me sentía bien haciéndolo y decidí no hacerlo.
    Por otro lado tengo amigas que han dado el pecho a sus hijos y algunas siguen haciéndolo con niños que tienen más de dos años y se sienten juzgadas y atacadas por la gente que no lo entiende. Y a mí me parece perfecto que den el pecho a sus hijos hasta que quieran ellas y sus hijos, que no haya sido mi opción no quiere decir que no las entienda y que no me parezca bien lo que hacen. Creo cada mujer debe vivir la maternidad como la sienta, y la opción de cada una no es mejor ni peor que la de las demás, es su opción, y eso es lo que cuenta.
    Desde que soy madre he aprendido que no se puede juzgar a otros padres, cada uno lo hace lo mejor que sabe y puede, y lo que a unos a les funciona a otros no, y lo que a unos les hace felices, a otros no.

    Me ha gustado mucho la exposición de Raquel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es exactamente lo que digo yo siempre, y es que es verdad, yo antes lo juzgaba todo (pero para mí, sin dar por saco), y ahora me he dado cuenta de que no se puede hacer eso, ni para dentro ni mucho menos hacia fuera. Cada una sabemos cuáles son nuestras circunstancias, y no tenemos por qué andar dando explicaciones!!

      Eliminar
    2. muy bien dicho Reich!
      Gracias por tu visita Entrelapicesy papeles!

      Eliminar
  6. Yo he pasado también por lo mismo, tuve parto vaginal, pero "cobarde" por ponerme la epidural porque según parece q para ser buena madre hay que sentir el dolor del nacimiento y muchas madres me alardeaban de lo bien q aguantaron el dolor... Después viene el punto de q ves a las demás madres con pocos días de dar a luz dando brincos para acá y para allá y yo me sentía súper inútil porque con la de puntos que me dieron casi no pude ponerme de pie en 10 días.... El pecho otro tema, tenía muchísima leche y muy buena, pero los pezones me sangraban y pasé una mastitis horrorosa, pero mi sentimiento de culpa de mala madre hizo que aguantara las lagrimas cada vez q me enganchaba a la niña al pecho... Y así siempre... Ahora que es mas mayor te juzgan por si tiene rabietas, por si no soy capaz de q coma.... Tienes mucha razón Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo soy otra cobarde, porque desde que me quedé embarazada avisé a mi marido de que yo quería epidural, todas las que se pudieran poner!! Te ves tan presionada que al final acabas perjudicada tú y tu bebé! Y siempre va a haber alguien que no esté de acuerdo con lo que estés haciendo, pero y digo yo: ¿es que les hemos preguntado qué les parecen las decisiones que tomamos o qué tal lo hacemos como madres? Pues como podemos y sabemos!!!

      Eliminar
    2. Ojala el mundo se llene de cobardes como nosotras!!! jajjaajajaj
      venga ya! que todas somos unas valientes y todas hacemos lo mejor para nuestros hijos!

      Eliminar
    3. Exacto!! Lo hacemos como sabemos y podemos!! Viva

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

5 mentiras sobre los Mellizos

Algunas mentiras sobre el mundo de los mellizos que son necesarias aclarar.
A lo largo de estos 3 años he venido comprobando que alrededor del mundo de los mellizos existen muchísimos mitos y mentiras que se han convertido en leyendas urbanas.
Cuándo se van a tener mellizos son miles las dudas que nos pasan por la cabeza, miedos, inseguridades  y preocupaciones nos acechan. 
Me he dado cuenta con mis hijos que muchas son infundadas por absurdas creencias,  y es que además lo tengo comprobado porque ya sabéis que mis sobrinas son mellizas también,  por eso he pensado que podría escribir este post, para ayudar a tantas madres de mellizos que me leen o que se acaban de enterar que vienen dos y  están perdidas entre tantos comentarios y opiniones que nos preocupan.
Durante mucho tiempo vengo repitiendo esta frase y hoy lo vuelvo hacer "los mellizos comparten lo mismo que se puede compartir con otro hermano de edad diferente, salvo la fecha de nacimiento y la complicidad que puede g…