Ir al contenido principal

Mi embarazo gemelar



Cuando la enfermera me preguntó: “¿En tu familia hay algún embarazo gemelar?” A mí me salió del alma: "No me jodas". Recuerdo ese cuadro, y todo lo que paso después, a la perfección, ella me mostró dos saquitos en una pantalla, muy pequeñitos y ¡con latidos! La siguiente imagen debió ser para verla: salgo de la consulta a cámara lenta, medio en shock, esperándome fuera estaban mi chico y mi hijo mayor, sin despegar la vista de la puerta; como no era capaz de hablar, lo único que pude hacer fue el gesto “II” con los dedos. Claro... mi chico me decía con cara de susto: “¿Dos? ¿Dos qué?”, y yo seguía sin poder hablar y haciendo el mismo gesto. Al final ató cabos, se echó los brazos a la cabeza y nos abrazamos los tres, sin hablar, pero flipando, con una mezcla de emociones que no lograré ser capaz de describir. 


Así comenzó mi andadura por el fascinante mundo de los múltiples. Estaba en la quinta semana y empecé a manchar, por eso fui a urgencias y descubrí que venían dos preciosos bebés; pero como, obviamente, me mandaron reposo absoluto por riesgo de aborto, el primer trimestre de embarazo se me hizo eterno.  Me dijeron que era algo muy común en los embarazos gemelares, pero que como precaución debía permanecer en cama, y así estuve hasta la tan esperada semana 12, EN CAMA, os podréis imaginar la situación: tantas cosas por hacer en casa, un niño que por aquella tenía 11 años, el cole, los deberes, y el día a día que tanto se extraña cuando no te puedes mover.

A esto súmenle las tan asquerosas nauseas, el estómago a fuego abrasador, reflujos constantes, mareos... en fin, todo lo que no tuve en mi primer embarazo ¡lo tuve con ellos dos! Llegué a tenerle asco al chocolate... Sí, sí como lo lees, al CHOCOLATE, algo que toda mi vida fue mi perdición y ahora no lo podía ni ver, porque verlo y potar ¡¡era todo uno!!
 
Al cumplir las 12 semanas y no volver a manchar, me levantaron el castigo reposo absoluto), pero me limitaron mucho mis acciones: nada de esfuerzos y estrés cero, suena fácil, ¿eh?.
Mi segundo trimestre fue una delicia. Empezar a ver cómo mi tripa crecía a velocidad acelerada era algo maravilloso. En mi primer embarazo tuve que esperar casi al sexto mes para que se me notara tripa, y de los mellis, con tres meses ¡ya tenía un panzón enorme! Pobre de mí, qué ilusa era en ese momento, me parecía tan grande y no era capaz de imaginar las dimensiones que tendría jajaja. 

En este trimestre empecé a hacer algunas compras.  Primero me encargué de verificar toda la ropa que mis enanos heredarían, hice una lista de los imprescindibles y la revisé tres veces. Muchas cosas taché de mi lista porque sabía que si con Rober no las usé, con ellos probablemente tampoco; y muchas cosas las compré de segunda mano. Todo esto os lo cuento porque si alguien que me lee está pasando por esto, quiero que sepa que cuando vas a tener dos de golpe, teniendo ya uno mayor, el primer cambio que harás será empezar a preocuparte por AHORRAR, y yo ahorré mucho de esta manera. Me dejaron mucha ropita, y las cunas y su carro los compré de segunda mano. La chica de las cunas y las tronas fue tan encantadora, y nos caímos tan bien, que a la semana me llamó para darme dos bolsas enormes llenas de zapatos preciosos y nuevos (ya sabéis que los bebes crecen tan rápido que dejan casi todo nuevo), me dio muchos juguetes también, así que después de una buena lavada mis niños ya tenían de todo y por muy poco dinero. Claro que les compré muchas cositas, sobre todo ropa, es inevitable no hacerlo, ¡hace tanta ilusión!
 
Cuando estaba finalizando ese trimestre tuve una premonición "de esas inexplicables y milagrosas" y me puse a lavar y planchar todo, organizarlo por tallas y preparar su armario. ¡Qué sabia fui! Porque lo que vendría más adelante me lo impediría por completo.

Fuimos comprando paquetes de pañales y toallitas poco a poco, así el bolsillo se resentiría menos; sus cremas y jabones no los quise comprar porque estaban tan de moda las famosas cestas de pañales que sabía que me llenarían el baño con todas las marcas disponibles del mercado, y así fue. No me equivoco si os digo que tuve más de 10 cestas, ¡aún tengo crema y jabones sin estrenar!

Cuando comencé el tercer trimestre ya tenía sus cosas preparadas y organizadas en el armario, y menos mal, porque empecé muy bien, hasta que de mí se apoderó el dolor más insoportable que jamás sentí. Mi barriga había crecido tanto que ya casi no podía respirar, no estaba cómoda en ninguna posición, pero lo peor fue el pinzamiento dorsal que tuve: a partir de la semana 26 no pude volver a dormir en mi cama, el dolor me impedía acostarme por completo y tuve que empezar a dormir en el sofá del salón; sí, ese sofá al que siempre recordaré con una mezcla de cariño y odio en este embarazo gemelar, fue mi compañía durante más de un mes, fue testigo de muchos llantos y mucho nervios, fue mi mejor amigo.


Cuando logré llegar a la semana 34 (como pude) empecé con contracciones: a correr al hospital porque además eran cada 5 minutos. Efectivamente: tenía amenaza de parto prematuro, así que estuve hospitalizada desde el 18 de diciembre al 7 de enero (Feliz Navidad). Me frenaron el parto cinco veces. Cinco ciclos de frenada, cosa con la que no estoy contenta para nada, pero ya hablaremos en otro post de eso.

Después de 20 días en el hospital me mandan “pa casa”, con un control semanal. Hasta el lunes 27 de enero, que en un control en monitores detectan sufrimiento fetal y deciden hacerme una cesárea de urgencia. Fue todo tan rápido que no tuve tiempo de tener miedo, en menos de media hora estaba viendo la carita de mi Sebas y en menos de dos minutos la de mi Sergio. Nacieron perfectos: ¡2,550 kg y 2,600 kg de puro amor! 38 semanas dentro de mí y, de pronto, esas dos personitas pegaditas a mi cara... ¡Cuánto amor!
 
Me pasaron a recuperación, y mientras mis mellis hacían piel con piel con papá. Esa misma noche empezaría la ultima de mis angustias: Sebas empezó con hipoglucemias y tuvieron que llevárselo a neonatos; casi no tuve tiempo de verlo ¡y lo separaban de mí! Luego se llevaron a su hermano, por precaución, y así pasamos una semana, hasta que al fin nos dieron el alta. Por fin me los pude llevar a casa. 

Aquí comenzaron otro montón de andaduras, peripecias, adaptaciones y trucos que viví y vivo en este fascinante mundo
gemelar, pero eso si tal ya lo dejamos para el siguiente post sobre mis historias con mellizos.

Podéis seguirme en las RRSS:  por  Facebook, Instagram y Twitter.

Con este, solo quería contaros cómo fue mi embarazo gemelar por si alguien está ahora en la misma situación, ¡hay esperanza! Este tipo de experiencias ayudan muchísimo, ¡y más si tienen este final tan feliz! ¡Estos dos bichillos bomboniles!






¿Te ha gustado este post?  No seas egoísta ¡Compártelo con tus amigas/os!

Comentarios

  1. Preciosa historia de embarazo aunque también muy dura, supongo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valio la pena! es lo más duro y hermoso que viví! gracias por tus palabras y tu visita! un beso!

      Eliminar
  2. Pues encantada de haberme topado con tu blog, me ha gustado mucho ver un poco "cual será mi realidad" ya que espero mellizos. En este momento estoy de 9 semanas, y sinceramente no sé si tengo más miedo, ilusión o confusión.
    Espero encontrar en el blog un oasis de buen royo para ir asimilando que es posible tener unos mellizos y "no morir en el intento". Por cierto soy primeriza.
    Un beso grande y voy a leerme entero el blog que tengo muchas ganas.
    PD: me encantan esos mellis y sus rizos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja me alegra muchísimo que me encontraras! eres bienvenida, espero que disfrutes con lo que lees y cualquier duda CUALQUIERA no dudes en hacermela saber, un beso grande y animo, que lo que vendra pronto te hará ser la mujer más privilegiada del mundo! lo veras! gracias por el piropo a mis rizos!!!

      Eliminar
  3. Si te sirve de consuelo el mio fue para no olvidar tmb. Para resumir mi primer trimestre fue horrible emocionalmente , me dieron la noticia de que esperaba trillizos y que por el bien de ellos habia que descartar a uno (procuramos no decir nada y aun asi las criticas fueron muy malas,no es algo que se lleve bien) asi que me lo pase llorando. Despues a los 6 meses decidieron que querian venir y coincidiendo contigo me ingresaron para las fiestas navideñas (pero solo una semana) me dejaron salir el dia de reyes a partir de ahi hasta que nacieron (semana 36) tuve que permanecer en cama, asi que como mi marido trabaja practicamente todo el dia y con un niño mayor al que yo no podria atender (sobretodo en las salidas y entradas del cole) nos trasladamos todos con.mis padres. Despues el parto fue muy compensado, llegue de 8cm y en un plis plas, por parto natural y casi sin puntos nacieron los mellis!! Espero que no te moleste, pero me apetecia contartelo. Ahora ya me he puesto al dia con tu blog que me havia quedado atrasada. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que duro lo de los trillizos! la vida nos pone pruebas para hacernos más fuertes! y todoel miedoy dolor que pasamos en nuestros embarazos nos preparan luego para ser leonas! un beso ali y gracias por estarsiempre aquí!!!! un beso enorme!!!!

      Eliminar
    2. Ufff qué duro!! Vuestras historias me hacen reafirmarme en que sois unas supermadres!! :*

      Eliminar
    3. jajaja somos unas madres normales, pero con un poco más de trabajo y también más amor recibido!

      Eliminar
  4. Qué bonito y qué duro a la vez... Yo también pasé por lo mismo de llevarlo a neonatos, nada más salir le costaba un poquito respirar y ya se lo llevaron, y al final se quedó en el "hotel" 4 días, la peor experiencia del mundo. Pero estoy segura que pasarías por todo esto una y mil veces por ver de nuevo la carita de tus bebes!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff una y mil veces más!!! y aún así no se me quitan las ganas de ir a por el cuarto o cuarta! jajaja primero tendr´ñe que convencer al padre de la criatura! jajajaja
      Un beso guapa y gracias por tu visita, no sabeis como me alegra leeros!!!

      Eliminar
  5. A mi me a encantado leer tu historia, tu experiencia, me pone los vellos de punta jejeje. Aun no tengo peques, aunque las ganas no me faltan, me falta algo de estabilidad para seguir adelante con mi ciclos jejeje. Pero tengo antecedentes de gemelos/mellizos por ambas ramas familiares, cuando se lo cuento a mi novio se pone malo jejeje.
    En cambio yo vivo todos vuestros embarazos digamos en segundo plano, trabajo en las consultas de un hospital de obstetricia y ginecologia (soy auxiliar) y cuando me pongo con la obstetricia (cariñosamente os llamo mis gorditas) me gusta mucho, soy feliz con sus alegrías, y me entristezco cuando tienen que darles malas noticias (como la que hemos tenido hoy) esa parte es muy dura, en una ocasion tuve que salirme de la consulta y exarme a llorar. Pero me recompensa veros llegar al final, y llegar a la consulta con esos peques que durante esos 9 meses solo le veíamos mediante ecografias....

    Volver a decirte que me encanta tu blog, y a esos peques que estan pa comerselos a besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ohhhh que bonitas palabras!!!! Noemi me has emocionado mucho, GRACIAS!!!! estoy encantada de tenerte xaquí y más aún de que te guste y te sientas cómoda! Gracias de verdad, es un placer tener lectoras como tú!!!!

      Eliminar
  6. Me ha encantado la historia, y me he partido de risa con tu reacción de cuándo te lo dijeron, jajajaja. Eso sí, lo tuviste que pasar regular al final, menos mal que tus dos cafres están como dos soles. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja pues imaginate nosotros! es que ahora lo recuerdo y parece de pelicula ja ja ja. Si que lo pase bastante mal pero pronto paso todo y ahora estan sanotes, enormes y guapísimos! Me encanta que te guste guapísima! muchas gracias por leer y por tu comentario, me hace mucha ilusión! un beso grande!

      Eliminar
  7. Aiiii si con uno ya sientes la emoción con dos bebés crexiendo debe ser alucinante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es indescriptible, desde luego es un privilegio que me toco vivir con estos dos solecillos. Muchas gracias por escribir!!! muakss

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. muchas gracias guapa! y a mi me encanta que te encante! espero que te quedes por aquí!!! un besazo!!!

      Eliminar
  9. Me ha encantando el post!!! Me he imaginado literalmente tu cara al decirte q venían dos!!! Y como tu dices doble de todo, y lo que más amor.
    Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja siiiii Maria la meternidad ya es el amor más puro que se puede experiementar, pero doble es un verdadero privilegio! muchas gracias por leerme y por comentar, me hace muchísima ilusión! un enorme beso!

      Eliminar
  10. que linda tu historia, fue dificil pero con un final feliz! desde que lo descubrí estoy enganchada a tu blog :) besos para esos melliz guapos, yo tengo dos niñas de 10 meses y medio y aunque mi embarazo fue muy tranquilo tambien me preparé con tiempo y por suerte porque al final apenas me podía mover.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!!! cuanto me alegra leer que te has enganchado a mi blog! estuve de desconexión pero ya estamos de vuelta! q suerte q tuvieras un embarazo tranquilo! yo eso solo lo supe con el mayor!
      Un besote guapa y bienvenida x aquí!

      Eliminar
    2. Semana 14 de la andadura... con algunas diferencias: mi hija cumple el martes 3 años, y de momento sin reposo. El susto en el ginecólogo igual que tú:"le disteis bien, ehh?"... yo no entendia nada!! Salí de alli con ataque de ansiedad, y con una mezcla entre llanto y risa nerviosa... tuve que tomarme una tila para volver a casa��. Ahora todo felizmente asumido y preparándonos. Te seguiré

      Eliminar
    3. jajajaja QUE RISAS CARLA! CREO QUE TODAS ASUMIMOS LA NOTICIA DE UNA MANERA PARECIDA JAJAJAJAJ me alegra saber que todo va bien y que ya está asumido, vas a vivir la experiencia más alucinante de tu vida, créeme, gracias por seguirme y bienvenida!!!!!

      Eliminar
  11. Jo, qué de recuerdos me has traído. Yo obviamente no pasé por la gestación, pro si acompañé todo el proceso, incluso en las sesiones de tratamiento. No me perdí ni una sesión, ni una visita a la ginecóloga ni a los matronos, ni una eco ni ninguna revisión. Queda ya todo tan lejos, después de 4 años lidiando con los padawanes! Apenas recordaba cosas. Recuerdo una cosa que le ocurrió a mi mujer. Uni de los peques estaba colocado bocaabajo en la tripa, y le empujaba con sus piernas una costilla a Ana. Lo pasó fatal con eso, tenía la zona dolorida y a veces no podía ni inclinarse o girarse.
    Muy bonito tu post, unos recuerdos! ;)
    Besos
    P.D. Te debo un post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uf José eso más o menos fue lo que me pasoa mí y es terrible, pero el dolor, el cansancia, el esfuerxo tooodo merece la pena y se olvida cuando les vemos la carita, imaginate si es cierto que yo ya estoy pensando en empezar la busqueda de la niña jajaja.
      Me alegro mucho haberte recordado cosas tan bonitas, tenemos mucha conexión los padres de múltiples, cada día me lo confirmo más...
      Un besazo y gracias por la visita!

      Eliminar
  12. ostras Liber....coincidimos en tantísimas cosas!!! Yo también fui a urgencias porque comencé a manchar. En la semana 7 me hicieron eco de urgencia y pregunté varias veces si eran 2 (por aquello de los antecedentes en mi familia ) y el doctor negó tantas veces como yo hice la pregunta. Me dieron la baja, ya que en ese momento estaba trabajando y ya en la semana 12 cuando tocaba otra vez ECO, me dieron la noticia: "ha sido un embarazo espontaneo?" comenzó diciendo la doctora "si, claro" contesté "te has sometido a tratamiento de fertilidad?" "no!" (perdona???) no entendía nada, y comencé a pensar que algo terrible pasaba.....empezó a preguntarme de todo hasta que soltó "son dos!" "no, no puede ser!!! si hace dos semanas me hicieron eco y *solo* había uno!!!" "mira la pantalla..." bufff y en ese momento....no puedo describir lo que sentí porque fue una mezcla de felicidad, angustia, miedo, alegría, emoción........Yago también tubo hipoglucemia, nacieron antes de la semana 37....bueno...te contaré mi historia mejor por si quieres escribir un post sobre vidas paralelas, jajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja muy buena idea! sabes que estoy tramando una sección con padres para que nos cuenten sus experiencias, estoy pensando algunas cositas y lo lanzo, eso y algo entre manos para desvirtualizar la maternidad, en ambas cuento contigo!!! lo de las vidas paralelas estoy convencida de que es real y tú y yo somos la prueba de ello! jajajajajajjaja
      Un besazo guapa y gracias por visitarme!!!

      Eliminar
  13. Hola!! Acabo de encontrar tu blog navegando por internet, y qué identificada me siento...ahora mismo estoy de 10 semanas, pero en la semana 6 tuve un sangrado, fui pitando para el hospital pensando que estaba perdiendo a mi bebé, y me dieron la GRAN noticia...el ginecólogo entre sonrisa y sonrisa me dijo..."ESTÁN muy bien!" Había dos corazones latiendo!!, no me lo podía creer..no sabía si reir, llorar o qué hacer. Al final me dio por reír a carcajadas!! Lo que sí me mandaron reposo xq uno de ellos estaba con menos espacio y un poco aplastadito... Asi q he estado 3 semanas largas de la cama al sofá y del sofá a la cama...se me ha hecho eterno. Ayer, por fin, me dijeron que está todo bien, cada uno tiene su espacio y sus corazones laten perfectamente, así que ya puedo empezar a andar poquito a poco y a hacer "vida normal".

    Me he animado a escribir porque me he sentido tan identificada... A ver cómo va evolucionando esto.

    Gracias por hacernos partícipes de tu historia que nos ayudas a muchas. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Qué bonito post, me has hecho revivir aquellos momentos recordando muchas cosas, la foto de tu barrigón, el mío era impresionante! Y el dormir incorporada, yo en la cama por eso, mi marido me decía cada mañana que le daba mucha pena verme dormir así... cuantos bonitos recuerdos! Y qué duro verdad! Jajaja pero maravilloso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegra que revivas esos momentos, aunque fueron muy duros, para mi también los más especiales de mi vida ¡¡y da tanta añoranza!! lo de dormir así es que no nos quedaba de otra, tumbarse era imposible ya jajaja
      Gracias bonita por tu comentario, tus recuerdos y tu experiencia!
      Un abrazo!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

QUUT TOYS: los juguetes de playa del futuro

En Galicia vemos poco el sol, por eso aprovechamos estos escasos días al máximo, parques, paseos, ríos, areneros, pero nuestro plan perfecto es ir a la playa, ya sabéis lo que nos gusta el mar.
El año pasado estos dos eran muy pequeños para mantenerse entretenidos un rato largo, pero este año pinta genial y ya hemos podido probar lo que nos parece "la revolución de los juguetes de playa"
Los QUUT TOYS son una línea de juguetes de playa y nieve duraderos, inteligentes, funcionales y con diseños divertidos no solo para los niños, los padres también disfrutaremos mucho de estos juguetes.


Los hemos probado en casa, en el arenero y en la playa varias veces y puedo decir que no tengo niños cuando están jugando. Es la primera vez que los veo tan entretenidos y tan autónomos para jugar, no me han llamado más que para llenar de agua a Ballo, y eso, hasta que les explique cómo se llenaba


Una de las cosas que más nos gustan es que la mayoría de ellos tienen varias modalidades de jue…