Ir al contenido principal

Cómo nos ahorramos las papillas - Blogger Invitado

Hoy en Blogger Invitado cuento con una colaboración que me hace especial ilusión, nos visita Jessica de MamáesunaFriki.com. Por mucho que os hable de este blog, hasta que no entréis a visitarlo, no me entenderéis. 

En Mamá es una Friki encontraréis miles de tips y tutoriales para ayudarnos con nuestros blogs, a mejorarlos un montón y de vez en cuando también te encontraras con su lado maternal (adorable).

Conocí a Jessica a través de un grupo cerrado de Facebook Recursos para una mamá blogger, ella es su administradora y realiza un trabajo fabuloso. Muchísimas veces necesite de su ayuda y siempre, siempre colaboró conmigo aclarándome todo lo que podía, y así la tenéis hoy aquí... ¡un encanto de chica, un 10 como madre y un mil como profesional!

Hoy nos trae un tema súper interesante, el BLW, ¡yo llegue tarde! cuando supe de esta forma de iniciación a los alimentos en los bebes ya mis hijos habían empezado con papillas, pero os puedo asegurar que si vuelvo a tener un bebé (vivan las familias muy numerosas!!) este método lo realizaré segurísimo. Jessica hoy nos explica su experiencia y desmitifica muchos mitos que hay sobre este tipo de iniciación.

Gracias Jessica, por tu ayuda siempre, por colaborar con esta sección y enriquecerla y por ser tan buena persona, para mi es un placer tener hoy por aquí... y sin más... pasen y vean...

___________________________________________________________________


"Conocí el baby led weaning (BLW) de casualidad. Terremoto rondaba los 5 meses cuando yo me empecé a interesar por los cambios que tendría que hacer en su alimentación cuando cumpliera los 6. Yo estaba deseando empezar con las papillas, ¡con lo ricas que están las de fruta!… Tenía claro que de eso íbamos a comer los dos ;)

Pero cuando se me dio por preguntarle a Mr. Google (que ya sabes que sabe de todo) aprendí que mi bebe iba a comenzar con algo llamado AC (que luego descubrí que significaba alimentación complementaria). Y eso quiere decir que el paso de teta a papillas no iba a ser de un día para otro, si no que la lactancia materna seguiría siendo su principal alimento durante mucho tiempo.

Así que ahí me tienes, delante del ordenador, con mis escasos conocimientos de cómo mantener vivo a otro ser humano, cuando me encuentro con un articulo (siento no recordar cual era para enlazarlo) que habla de no dar papillas y dejar que los peques experimenten texturas y sabores por si solos.

La idea me encantó… Bueno, miento, lo primero que pensé es que me había quedado sin papilla de plátano, naranja y galleta jejejej Pero enseguida le encontré un montón de ventajas:
  • Cocinar lo mismo para todos supone menos trabajo. Sólo tenía que separar un poco antes de echar la sal y listo.
  • Me ahorraba el trabajo de batir y limpiar
  • Podíamos comer todos a la vez y me ahorraba el tiempo de darle la papilla al peque.

Vale, reconozco que es un método un poco guarro, pero a mi me compensaba. Y luego esta todo eso de que adquieren gusto por los alimentos, practican motricidad, fomentan la independencia…

Así que después de leer todo lo que encontré sobre el tema y ver un montón de videos en YouTube, me convencí.

Y si tienes dudas sobre como puede comer un bebe sin dientes… puedes verlo por ti misma en el siguiente video 


Así que llego el día de la revisión de los 6 meses y cuando la pediatra me empezó a hablar de las recomendaciones para la comida, le pregunté que opinaba sobre eso de darle trocitos. Vaya cara de susto que me puso jajajaj. Me dijo que tuviera mucho cuidado, que hasta los 8 o 9 meses se podía ahogar y bla, bla, bla… En general, nuestra pediatra me gusta mucho, pero bueno, al parecer en este tema la mujer no estaba muy puesta, así que opté por no contrariarla en la consulta y hacer lo que me diera la gana al llegar a casa. Eso si, respeté sus pautas de ir introduciendo los alimentos de uno a uno y, las primeras veces, también respeté su orden. Aún no sabía que eso del orden de introducción de los alimentos no es muy relevante y las recomendaciones varían según el lugar y el pediatra

Confieso que el primer día estaba de los nervios. Entre el miedo a una posible alergia y que se atragantase… Pero no quería transmitirle inseguridad, así que tocó disimular.

La primera vez fue un poco rara. Yo me había imaginado una escena como la del niño del video y cuando mi hijo miraba extrañado los trozos de pera que le había puesto… Como se enfadaba cuando los intentaba coger y se le resbalaban… 

Las primeras semanas fue un aprendizaje de los dos. Yo tuve que aprender a cortarle la fruta en trozos que el pudiera manejar y el tuvo que aprender que eso que le daba era comestible y estaba rico.

Yo me quedaba alucinada. Verlo seleccionar el trozo que quería, hacer el esfuerzo de llevárselo a la boca. No tuvimos ningún momento de susto, si algo era muy grande o no se apañaba, el solito lo escupía y seguía con otra cosa.

Aunque no tengo la experiencia de un niño alimentado con papillas, por mi parte estoy muy contenta con la experiencia. Hoy en día, con 29 meses, la comida es un momento para disfrutar en familia y para experimentar (los alimentos mojados en agua deben estar muy buenos jejej). Come de todo, aunque, como todos, tiene sus preferencias y hay días que un alimento no le apetece y te lo hace saber. Avisa cuando está lleno y no quiere más. Y considero que su manejo de los cubiertos es más que aceptable para su edad.

Si tuviera que repetir experiencia… el único cambio que haría sería el de no complicarme con el orden de alimentos, respetaría eso de ir de uno en uno para descartar posibles alergias y serviría lo mismo (sin sal) para todos.

Sé que para algunas familias es un poco complicado. Las prisas a la hora de comer hacen que no siempre puedas esperar a que tu peque termine el plato. Las guarderías no lo ponen fácil y te toman por marciana si les llevas un tupper con macarrones. Pero, en la medida de lo posible, creo que es una forma de comer 100% recomendable ;)"


___________________________________________________________________

Me llamo Jessica, tengo 35 años y soy de La Coruña. Comencé a trabajar como programadora en el 2000 y tras aprender un montón trabajando en un par de empresas, a finales del 2006 decidí continuar por mi cuenta haciendo páginas web. Cuando me quede embarazada no pensé mucho en el tema laboral porque asumía que iba a continuar igual. Pero cuando, en 2013, nació mi hijo, sufrí un cortocircuito que cambio mi forma de entender el mundo y las cosas que daba por sentadas ya no eran igual. Me di cuenta que no podía/quería trabajar en algo que requiera varias horas de concentración con un bebe reclamando atención a cada poco. Así que cambie el rumbo, abrí el blog www.mamaesunafriki.com y ahora me dedico a ayudar a otras madres a transmitir su pasión a través de un blog, para que puedan emprender online mientras permaneces junto a su familia. Me siento muy afortunada de poder trabajar en algo que me llena y al mismo tiempo me permite poder participar de forma activa en la crianza de mi hijo. Y me siento muy feliz de poder colaborar a que otras mujeres puedan conseguir lo mismo
 ___________________________________________________________________



¡Gracias por leerme! y recuerda que tus comentarios me hacen crecer.

Comentarios

  1. Genial!! Yo tuve muchas dudas y momentos de "ahora sí, ahora no" con el blw, así que lo hice como todo... a mi manera. Ayudó mucho que a mí las papillas me parecen un rollo repollo y le meto los cereales en el biberón, pero desde los 6 meses le empecé a dar sólidos para que los probara y se fuera acostumbrando. Ahora con casi 13 meses él prefiere a veces sólidos en lugar de potitos, y poco a poco lo va pidiendo más. Me he pasado por tu blog y me gusta! Eres una valiente por dejarlo todo y empezar con lo que te gusta! Te sigo en Instagram también!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

5 mentiras sobre los Mellizos

Algunas mentiras sobre el mundo de los mellizos que son necesarias aclarar.
A lo largo de estos 3 años he venido comprobando que alrededor del mundo de los mellizos existen muchísimos mitos y mentiras que se han convertido en leyendas urbanas.
Cuándo se van a tener mellizos son miles las dudas que nos pasan por la cabeza, miedos, inseguridades  y preocupaciones nos acechan. 
Me he dado cuenta con mis hijos que muchas son infundadas por absurdas creencias,  y es que además lo tengo comprobado porque ya sabéis que mis sobrinas son mellizas también,  por eso he pensado que podría escribir este post, para ayudar a tantas madres de mellizos que me leen o que se acaban de enterar que vienen dos y  están perdidas entre tantos comentarios y opiniones que nos preocupan.
Durante mucho tiempo vengo repitiendo esta frase y hoy lo vuelvo hacer "los mellizos comparten lo mismo que se puede compartir con otro hermano de edad diferente, salvo la fecha de nacimiento y la complicidad que puede g…