Seis madres y media... ¡con mucho que contar! # 2




¡Bienvenidos a nuestro mundo! Porque no hay solo una forma de hacer las cosas, os vamos a demostrar que hay, por lo menos, seis y media. ¡Ese es nuestro lema!
Esta semana vamos a hablar del colecho, es un tema en el que caben taaaantas opiniones y tan variadas que nos hemos decidido a contaros las nuestras para que lo veáis.

"El colecho"


https://instagram.com/elbauldelscrap/
Lidia nos cuenta... El tema del colecho no es algo sobre lo que haya buscado mucho, ya que no lo iba a hacer. Yo pienso que cada uno tiene que tener su espacio; ya es duro llegar a casa y tener que adaptarnos a la etapa de ser madres para que encima "invadan" nuestro espacio de descanso. Yo no digo que no haya casos especiales en los que duerman con nosotros, porque lo he hecho, pero pienso que todos los días es demasiado. Los casos especiales en los que mis mellizas han dormido con nosotros han sido por cansancio nuestro, cuando tienes que dar las  tomas de la noche y luego a las niñas les cuesta coger el sueño, y tú estás con tanto sueño que te colocas al lado a tu niña y duermes más a gusto; también con los cólicos del lactante, a una de mis mellizas le daban por la noche y así la tranquilizaba a mi lado.





https://instagram.com/anamartinlasso/
Ana nos cuenta... ¡¡¡Mi gran dilema!!! Siempre me he negado al colecho, pensaba que dónde estaría mejor un bebé que en su cuna, su espacio. Tengo que reconocer que nunca se me pasó por la cabeza ni colecho ni que durmiese conmigo en la cama, pero la realidad no es la misma... Hoy por hoy mi mente cambió y ¡¡¡SÍ al colecho!!! Mi niña duerme conmigo desde el año o así. Vale que no tengo espacio ni intimidad, pero al ser tan #malamadre no me iba a levantar cada hora; a día de hoy cada 2 horas pide bibi. Aunque no haya ejercido el colecho, ¡¡¡hoy por hoy pienso que es lo mejor!!! En cuanto a dormir con nosotros, no todo son ventajas, la intimidad es nula, el espacio (la cama) es pequeño y están limitados  los movimientos (quien se fue a sSevilla perdió su silla), es incómodo, hay patadas, cabezazos, manotazos (una lucha por el territorio ��)... pero también hay cosas buenas, como verla dormir sin tener que ir a su cuarto, que si llora la tienes al lado, ¡¡si pide agua la tiene de inmediato!! Ella, al vernos a los dos en la cama (ella en el centro) pone cara de felicidad extrema.





https://instagram.com/desireejuradom/
Desiree nos cuenta... Colecho, ¡¡os cuento mi caso!! Durante el embarazo pensamos y planeamos cuál iba a ser la mejor forma de dormir a las mellis, y finalmente no practicamos el colecho propiamente dicho.
Los primeros meses de las bebés dormían en nuestra habitación, juntas en la misma cuna, les encantaba tocarse y estar cerca la una de la otra, darse calor... era nuestra forma particular de hacer colecho: dormir juntas como cuando estaban dentro de la barriga.
Sobre los tres meses ya empezaban a moverse y ya no estaban cómodas compartiendo cuna, así que hicimos el primer cambio... cada una en su cunita. No sabía cómo reaccionarían al cambio, al hecho de dormir separadas, pero fue una decisión acertada. Una de ellas empezó a dormir toda la noche y la otra se despertaba una vez para comer y seguía durmiendo.
Hay días en los que han estado malitas, o alguna noche se han despertado de madrugada y no querían dormir, o estaban inquietas... ¡que hemos hecho colecho y han dormido genial! Se sienten arropadas y protegidas y se tranquilizan y relajan muchísimo oyendo la respiración y sintiéndome cerca de ellas, pero son casos puntuales.



https://instagram.com/mimundoconellostres/
Liber nos cuenta... ¡Mi experiencia con el colecho es completamente diferente de un embarazo a otro! Con mi hijo mayor lo practiqué hasta sus tres años de edad, fue precioso dormir juntos con nuestras manos cogidas, abrazados y sintiendo nuestras respiraciones y el latido de nuestros corazones ¡Fue un verdadero privilegio! Ahora con mis mellizos la cosa se complicó un poco más. Desde pequeñines durmieron juntos en una cuna, hasta que crecieron y se estorbaban y decidimos ponerlos a cada uno en su cuna, pero siempre en mi habitación. Ahora se despiertan llorando y el remedio es pasar a uno a mi cama, los dos es imposible, ¡una cama de 1,50 para cuatro... ¡no no no! La solución a la que le estoy dando vueltas es comprar una de 90 y pegarla a la nuestra, ¡colecho hasta que ellos quieran! He leído que es recomendable hasta las cinco años, nosotros por lo pronto no tenemos habitación disponible para ellos por ahora, ¡así que es muy probable que lo cumpla! Conclusión: ¡Colecho sí y disfrutado! 
(http://mimundoconellostres.blogspot.com.es/)



https://instagram.com/mamaosopanda/
Reich nos cuenta... Estoy a favor del colecho, pero con algunas "restricciones". Me encanta dormir con mi bebé, estoy deseando que deje de moverse tanto para poder volver a hacerlo, pero no me gustaría que fuera algo normal: ni que durmiera en nuestra cama por sistema ni en nuestra habitación. Creo que cada uno tenemos que tener nuestro espacio. Aunque por supuesto siempre que quiera o lo necesite puede dormir con nosotros, o ir yo a dormir con él, prefiero que sea algo ocasional y no la norma general. No me supone ningún esfuerzo levantarme a darle el biberón, y cuando ha estado malito y se ha despertado más veces, he dormido yo en la cama que hay en su habitación para poder atenderle antes y meterle conmigo si hace falta, pero si no, él duerme genial en su cuna y en su habitación :)
https://instagram.com/tesi_poveda/
Tesi nos cuenta... ¡¡¡¡Hola a todas!!!! Mi experiencia y opinión con el colecho es muy personal, al igual que la de cada una de las mamás, sé que cada una hará siempre lo mejor para sus hijos; y dicho esto, paso a dar mi opinión: yo nunca lo he practicado, solo en ocasiones muy puntuales como que una de mis pequeñas estuviera malita y haya sido necesario acostarla con nosotros para calmarla y vigilarla,  las demás veces solo ha sido para jugar los cuatro en la cama. El mundo de una madre múltiple es muy diferente, y así lo comprendí desde el día que me pusieron a mis pequeñas en los brazos; ellas requieren otras cosas que uno solo no. Así que supe que por su bien tendría que llevar una vida con un poco de orden, que tal vez con uno ni siquiera me lo hubiera planteado. Así que para mí el colecho ni siquiera ha estado en mis pensamientos; ellas tenían sus preciosas cunitas y allí es donde mejor están, y así lo entienden ellas ya que desde hace mucho duermen solitas nada más las dejas en la cuna, duermen del tirón toda la noche desde los cuatro meses, cuando pasaron a su habitación, y no me arrepiento, volvería a hacerlo porque ha sido una de las decisiones más acertadas. Hay algo que sí me encanta: son las minicunas que se unen a la cama de los papis en los primeros meses de vida, ¡¡me parece un invento genial!! Espero haber podido ayudar a alguna mami con mi pequeña opinió. ¡¡¡Un abrazo a todas!!!


Martha nos cuenta... Os cuento mi experiencia que (aunque sin ser mami) es bastante: estoy MUY a favor del colecho aunque he de decir, y sin mentir, que a veces tuve miedo; a ver si me explico: estoy a favor de la crianza con apego, y quiero practicarla, pero tuve miedo en lo que viene siendo la vida en pareja; he escuchado mucho decir cosas como que se pierde la intimidad, que está claro que te dedicas más a tu bebé y que si quieres lactar más te vale colechar sí o sí o estás perdida, ¡pero yo pienso que no es necesario cambiar tu vida entera por colechar! He practicado el colecho (¡¡¡no soy mami AÚN!!!, pero tuve la suerte de poder criar a dos amores) ¡¡y jamás tuve ese sentimiento de haber perdido a mi pareja!! Coleché y en su momento supe pasar a su camita/cuna sin forzar ningún momento. Pienso que cada bebé es un mundo y marca sus reglas y sus condiciones, ¿por qué hacer lo que nosotros pensamos que está bien? Más vale pensar en lo que está bien para todos los que nos rodean, suena muy malamadre, pero se supone que todos somos uno, ¿verdad?


 _____________________________________________________________

Nuestras recomendaciones semanales


Un lugar que deberías visitar...

Los madrileños conocemos el Parque del Oeste como el parque de los botellones y los rollos de fin de semana, pero tiene mucho más. De día es un parque precioso, lleno de rincones mágicos para descansar, tomar el sol, inspirarte, leer... o simplemente mirar el paisaje. 



Un producto que deberías probar...

No sé vosotros, pero yo aprecio mucho mi vida, y teniendo un niño con el sueño ultraligero no está la cosa como para andar moelstando y jugándotela cuando le quieres tomar la temperatura, así que mi padre me dejó su termómetro sin contacto, que usan en los hospitales, y oye, mano de santo. Se lo enfoco en la frente, espero 3 segundos y me dice la temperatura, así, ¡sin dramas innecesarios!


Una cuenta que deberías seguir...


Un día no hace mucho, de casualidad y hablando de cortar las uñas de nuestros hijos, descubrí la cuenta de Instagram de @lapsicomami, ¡y os aseguro que no hay una sola imagen con la que no me parta de risa!




Una app que te será de mucha utilidad:



Cuando me quedé embarazada me recomendaron esta aplicación que ahora yo os recomiendo. Me acompañó todo el embarazo y me ayudó mucho. A partir de tu FPP te va guiando por las semanas, te avisa de los cambios que se pueden ir acercando, de la evolución del bebé... para mí es la mejor app gratuita de este estilo. La podéis descargar para iOS y para Android.


 _____________________________________________________________

Si quieres saber más de nosotras y como nació Seis Madres y media... ¡con mucho que contar! pincha aquí

¡Hasta el próximo viernes!

Comentarios

  1. Como bien decis es una decision muy personal y cada uno lo hace como mejor piensa... Nosotros al principio dormian juntos en su cunita de colecho para que fuera mas comodo para mi al darles el pecho, a los 4 meses los pasamos a una cama del ikea tipo cuna que estaban mas amplios y estaba adosada a la nuestra, asi estuvimos hasta los 8 meses o asi que ya los pasamos a su cuarto porque ya dejaron de pedir por la noche... Y como no habian dormido en cuna no iba a comprar una a los 8 meses asi que colchones al suelo, paredes y suelo acolchado y asi hasta mami y papi pueden estar con ellos descansando cuando piden agua o pasan mala noche... Colecho si pero en su habitacion jejej! Creo que es la mejor decision que tomamos porque es muy comodo y seguro para ellos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

5 mentiras sobre los Mellizos