La cruel y temida etapa de los pré "dos años" ¡¡con Mellizos!!





Todos los días en la vida de una madre son difíciles (salvo que seas de esas privilegiadas que tienen ayuda en el hogar y entonces así cambie la cosa) también en las madres de múltiples, imagínense ¡todo el trabajo multiplicado por dos! Y no es que me queje (bueno un poco si, que es el único consuelo que tenemos) solo que mi vida melleril empieza a atravesar un camino bastante espinoso, caótico y empiezo a pensar que delirante.

En esta casa se empieza a asomar la cruel y temida etapa de los "dos años" ¡¡DIOS!! No la recuerdo así con Rober ¡Para nada! Debe ser por esto de lo que me olvido muchas veces ¡Tengo mellizos!

El caso es que entre ellos en pleno apogeo de rebeldía y el hermano mayor en el instituto mi vida no da para más. Por momentos salgo de mí misma y me observo concienzudamente y termino por creer que necesitaré un psiquiatra.

Los enanos no paran 5 minutos, Sergio a lo largo del día sufre varias mutaciones de niño a la niña del exorcista. Su palabra favorita es "no" creo que más que favorita, es la única que conoce, la usa para todo y cuando digo "todo" lo digo de forma literal. 

Se sube en todo lo que consigue a su paso ¡ojalá fuera solo eso! Es que el muy sinvergüenza se sube para después tirarse sin mirar donde va a caer. Ahora tiene la costumbre de lanzar todos los juguetes y claro, algunas veces aterrizan en la cabeza de mamá o papá y peor aún en la cabecita de Sebas.

Constantemente está mostrando su dominio, todo lo que hay en esta casa es de él, incluidos los besos, abrazos, mimos y cosquillas de mamá y justo esta semana empezó la etapa de "te doy una hostia porque a mí me da la gana" creedme, mi pequeño talibán me tiene muy confusa; no sé si en un futuro se declinara por ser funambulista o boxeador ¡las dos se le dan de vicio!

Sebas por otro lado lleva más pisado el freno aún en esto de las etapas, el problema que tengo con él es que mi hijo tiene tan asumido que la fuerza bruta la tiene Sergio y el pobre ¡se deja hacer de todo! Se deja pegar, quitar los juguetes, se convierte en colchoneta para su hermano (porqué Sergio se tira encima y se pone cómodo) se deja empujar, en fin, acepta sin rechistar todo lo que el gamberrete de su hermano decida y no solo eso, no, eso no es lo peor.  Lo realmente catastrófico es que esta semana vengo notando que está adoptando los patrones de conducta de su hermano.

Empieza a pegar, pero no es una forma de pegar cualquiera. ¿Sabéis cuándo uno hace algo por experimentar? Pues así, él, que es pura ternura, que es el niño de la santa paciencia y de la sonrisa más dulce que he podido ver en mi vida, te deja caer un guantazo en toda regla, de esos que te dejan atontao  (que tierno es mucho pero bruto y fuerte también es un rato) y se te queda mirando con esa cara expectante y esos mofletes gordotes, a ver que sucederá a continuación y tú te quedas en plan... contrólate y que no te vea reír, porqué... la liamos parda.

Esa es otra, ríete tú de algo de todo esto, que veras que lo tienes asegurado, como lo que hago es un chiste yo reparto a tutiplén.

La cosa es que mientras vaya controlando la situación y no se me agote la paciencia todo irá bien... PACIENCIA, nunca antes pensé que necesitaría tantas cantidades de ella.

Quiero pensar que esta etapa pasará rápido (shhh no me lo digais, ya sé que es la etapa más larga pero a mí me vale autoengañarme)

Ainnss (suspiro) cuanto extraño ese momento de bebés en que no sabían moverse y el máximo problema ¡era escuchar su llanto! ja, ja, ja. Creo que tengo que plantearme empezar a buscar el cuarto, a ver si me llega la niña (Nadia) e inclinamos la balanza un poco ja, ja, ja.

Comentarios

  1. Hola: siempre que veo a pdres con mellizos o gemelos me quedo reflexionando porque es todo, desde el momento bañera, pediatra, vacunas... por dos... Lo que tu comentas es también un trabajo para los padres tremendo... es un no parar... menudo agotamiento aunque mucho ánimo que seguro que será una etapa que pasará muy rápido... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Martha, también es cierto que ha esas rutinas te terminas acostumbrando y no son las que cansan. Yo por ejemplo con esas cosas les doy la vuelta para hacerlo más rápido, pero lo que realmente cansan es mentalmente! jajajajajaj estresa muchísimo pero luego ves sus caritas y te derrites!!!!

      Eliminar
  2. Ánimo guapa! Pensaba que los mellis eran más peques que mi bichejo. La mía hace dos en noviembre y todo esto es el pan nuestro de cada día. Yo tengo mucha suerte porque mi madre me la cuida de medio dia a la tarde pero cuanfo llego de trabajar para llamar mi atención todo lo que hace se ve elevado a la enésima potencia y yo abrumada de tanta mala idea tras un dia en la oficina.
    Nos queda tener mucha paciencia y escucharnos y apoyarnos, así que ya sabes, si me necesitas, aquí estoy
    MUAAAAAKA Y para los terremotos dos biwn fuertes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y son más peques, los mios tienen 20 meses, imaginate cuando tengan los dos! jajajajajajja tendremos que auto ayudarnos mutuamente, mira que yo te tomo la palabra rápido! cuando este muy agobiada te pego un grito! jajajajajajaja
      Gracias guapísima! muaks

      Eliminar
  3. Animo! Me siento taaaaaaan identificada .....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Angela! creo que todas las madres múltiples nos identificamos jajajajaj un beso y animo para ti también!!!

      Eliminar
  4. Cada etapa tienes su cosa... ¡Yo ahora me peleo con sus deberes! jajaja! ay!!! ánimo guapa! muack!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya claro, todo tiene su aquel! jajajaj yo la verdad me quedo mil veces con esta edad tan terrible que con la adolescencia! uffffff pero tu imaginate yo las tengo juntas las dos y una por partida doble hajajajjajajaja

      Eliminar
  5. Primero muchos ánimos! La verdad es que yo siempre que veo un carro gemelar le digo a mi marido.... te imaginas dos como Carlota y él se echa a temblar!! jajajaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajjaajajajjaaj pobre Carlota! que mala fama! jajajajajaja seguro que es una santa ;)
      Cada madre tiene lo suyo, todoes aprender a apañarnos en cada momento y lo más importante, aprender a dar un gritoy despejarnos de vez en cuando ;)
      un beso grande guapísima y gracias x comentar!

      Eliminar
  6. Cómo te entiendo...los mios cumplieron 2 en agosto y fue cumplirlos y empezar con toda esta "aDOSlescencia"...hay dias que me los paso gritando y taquicárdica perdida de ver lo cerca que están de pegarse un buen leñazo (lo de sufrir por el mobiliario y objetos queridos ya pasó hace tiempo...). Y además yo vivo en un piso de 60m, y solo los saco al parque cuando esta el padre porque sola no me atrevo (ya tuve algun susto), así que imagínate cómo están cuando no pueden quemar toda la energía...mi salud ya está resintiendose de esta etapa...todos me dicen que a partir de los 3 mejora...pero yo ya no me creo nada!! Ánimo guapa, que no estás sola

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

5 mentiras sobre los Mellizos