Ir al contenido principal

Mi adolescente favorito ¿me trae de cabeza?



Desesperación, agonía, miedos y rabia junto con paciencia, empatía, calma y memoria. Si tienes un adolescente en casa sabes mucho de las cuatro primeras palabras que te he nombrado y has puesto en práctica más de 10 veces las últimas cuatro ¿a qué sí?

Pues de eso te quiero hablar hoy, de mi hijo "el adolescente" Adoro a Rober, de hecho siempre he dicho y lo mantengo ¡es mi ojito derecho! Mi talón de Aquiles, mi media naranja ¡mi primer amor! Pero ha entrado en una edad en la que tengo que estar agudizando muchos sentidos, una edad complicada de más, se sienten hombres pero en su interior aun son niños, si regañas mucho eres mala y si cedes en todo pasan de ti. 

Personalmente creo que la mejor forma de ayudarlo es comprenderlo y tener memoria para recordarnos de cuando nosotros teníamos esa edad, yo en concreto fui una niña muy tranquila pero una adolescente muy rebelde y recuerdo que hice de las mías ¡ay la santa paciencia que tuvo mi padre!

Con rober de pocas cosas me puedo quejar (pero esas pocas me traen de cabeza, te lo puedo jurar) la verdad es que solo tiene dos grandes males con los que tengo que lidiar, Estudios y Filtros, en ese mismo orden.

Mientras que estuvo en el colegio fue un niño que llevo bastante bien ese tema, sacaba sus asignaturas sin mayor esfuerzo pero empezó el instituto y empezó la hecatombe. No sé si por la edad, tengo dudas también de que tenga algo de TDAH, lo cierto es que lo lleva fatal y lo que más me molesta es que sé que lo puede sacar con un poco de esfuerzo, eso es lo que le falta, ESFUERZO. Me encantaría que le pusiera la mitad del ímpetu que le pone a las cosas que le gustan pero volvemos a lo de antes, ¡yo era igual! Seguiré lidiando con él y sus evasiones todo lo que pueda, vamos a ver si lo logramos o no (deseame suerte que en breve llegan las notas).

Filtros, si filtros, rober necesita aprender a filtrar. Es increíble como un niño que empieza a formarse puede repetir sin parar lo que dicen quienes le rodean, empiezan por los padres y hermanos, luego serán sus amigos y seguramente sus profesores. Eso es un proceso normal, el problema viene cuando ellos no saben quedarse con lo correcto y desechar lo que no lo es tanto y soltar perlitas por la boca, muchas que realmente no piensan de esa manera, filtrar información en su mente y gestionarla, esto también se aprende en la adolescencia ¡no nacemos resabiados en este tema!

Es una etapa dura, me atrevería a decir que la peor que pasamos todas las personas y aquí es donde debemos estar, siempre alerta, sin agobios y sin pretender cambiarlos, solo guiarlos. Cada uno de nosotros viene con un código genético físico y emocional que por mucho que queramos cambiar nos resultará imposible, lo único que lograremos con esto es forzar y presionar a un chico que está aprendiendo a descubrirse y conocerse, siempre digo lo mismo: ayuda, pero no dirijas. 


Cuando estés a punto de explotar y escupir todo ese veneno de padres que llevamos dentro, por favor, respira un momento y párate a pensar, ve con tu mente a esa edad y recuerda todo lo que pasaste tú. Procura comprender un poco a tu hijo y saber que está pasando por la etapa más difícil que vivirá a lo largo de su vida, cambios físicos que generalmente odiamos y derivan en complejos o baja autoestima, descubrimiento de ese "Yo" que parece que quiere salir todo de golpe y no sabemos cómo canalizar, unas hormonas puñeteras que se te revolucionan de golpe, verte como un hombre (o mujer) pero sentirte niño (o niña) para tantas otras cosas, definirte como persona ¿quién soy? ¿qué pienso? ¿qué quiero hacer? ¡son tantas cosas! ahh y no nos olvidemos de las pandillas y los amigos que no siempre ayudan.

Llevo días reflexionando sobre esto (tal vez porque las notas están al caer) y siempre llego a la misma conclusión "ojalá que todos los males y preocupaciones que me dé Rober a lo largo de su vida sean estos, ojalá que solo me tenga que llevar las manos a la cabeza porque suspendió un porrón de asignaturas, ojalá que solo tenga que soltar alguna lagrimilla por tener que ver que repite año (yo también repetí)" "no todas las personas tienen o quieren estudiar" "no todos tenemos que hacer una carrera" En este mundo en el que vivimos son tan necesarios los mecanicos, como los ingenieros, los carpinteros como los medicos y todos los trabajos nos dignifican. Adelante... llamadme "MALA MADRE", pero no pienso pasar junto a mi hijo una etapa tan dura como la que vive, peleando, gritando y entre castigos encadenados, principalmente porque sé que no van a servir más que para agobiarle y frustrarle. Obviamente tampoco voy a permitir que mi hijo sea un vago, que no tenga oficio ni beneficio, si no quiere estudiar tendrá que trabajar, él sabe que tiene un margen de tiempo y si todo sigue así tendrá que ponerse a trabajar ¡qué remedio! 

Se descubrirá y estoy segura de que encontrará algo que le motive, algo que quiera hacer, cuando eso pase el mismo sabrá que tiene que preparase para ello, el problema es que Rober tiene muy claro lo que quiere ser  "DJ o Youtuber" y yo no pienso truncarle un sueño a mi hijo, siempre le explico que eso lo puede hacer, que yo confío en el y sé lo que es capaz de lograr, por supuesto que estoy convencida de que lo hará y además son dos perfiles que se le dan muy bien, lo tiene todo a su favor pero no puedo dejar de recordarle que debe tener una profesión para tener seguridad, si una cosa no va bien podrá tirar de la otra.

Piensa, tus hijos van a crecer, volaran, y tú tendrás que tirar inevitablemente de recuerdos ¿qué piensas recordar? ¿los castigos, las discusiones y los problemas? yo tengo claro que recordaré los juegos, los abrazos, las conversaciones de sus vivencias (divertidísimas desde su punto de vista adolescente), los momentos de consejos, de apoyo y consuelo cuando llora y se siente frustrado, los besos, los millones de besos que nos hemos dado a lo largo de nuestras vidas, eso es lo que quiero recordar y lo que quiero que recuerde él de mí. Él crecerá y se tendrá que enfrentar inevitablemente a la madurez, a la responsabilidad y a la aburrida vida de un adulto, tú acompáñalo y apóyalo en todo lo que puedas, te aseguro que él te lo agradecerá, aunque no te lo diga ¡lo hará! en su interior saben perfectamente todo lo que los queremos y lo que nos preocupamos por ellos.



Los padres solemos quejarnos de todo el trabajo que nos dan los hijos, generalmente cuando son pequeños es cuando más nos quejamos, pero créeme, cuando tu pequeño,dulce, travieso, inquieto e intrépido bebé deje de serlo, allá sobre los 13 años y empiece a sufrir "la mutación" te acordaras de mí y de este día en que leíste este post para decir "cuanta razón tenía Liber" ¡qué difícil es lidiar con un adolescente! Ojalá volviera a mis brazos como cuando era pequeño y mi mayor dolor de cabeza era gritar sin parar "cuidado que te puedes caer" "eso no se toca" "las cosas no se rompen""deja eso" Ainsss (suspiro) cuanto extraño ese momento con Rober.

Comentarios

  1. Creo que la adolescencia es una etapa muy complicada, tanto para el adolescente, como para los padres. Yo fui una adolescente muy rebelde.. jaja En el colegio sacaba muy buenas notas, pero pasé al instituto y todo cambio. Creo que haces muy bien animándole a cumplir su sueño de ser youtuber. Pero tambien como dices, le irá bien tener una profesión aparte por si las cosas no salen como él espera. Mira el otro día hablando con mi marido del instituto y tal, me con to una cosa que no sabía. Cuando termino la ESO, quería dejar de estudiar. Luego pensó en hacer un modulo de informática y ya. Pero su padre le dijo: "Métete en una carrera, una de grado superior. Y si ves que no puedes con ello, siempre estas a tiempo de cambiar. Es mejor empezar por arriba e ir bajando. Que estar abajo y no poder hacer apenas nada." Con esto mi suegro consiguió que mi marido hiciera una carrera, no la superior, pero tener unos estudios y un trabajo que le encanta. Aunque ya en la carrera, le costó mucho sacarse el último curso, estuvo al borde de dejarlo, pero luchó, siguió y lo consiguió. Ojalá yo hubiera tenido esa oportunidad. Yo tampoco quise estudiar, dejé el instituto despues de terminar la ESO y me puse a currar. Y cuando quise estudiar un modulo de peluquería para tener un trabajo fijo, las cosas se truncaron y solo podía trabajar. Tenía que mantener una casa. Lo que te quiero decir, que me enrollo. Es que nunca se sabe.. Que etapa más dificil, la adolescencia.. Mucha suerte y Ánimo! un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que bien hizo el padre de tu chico ¿no? yo es lo que pienso, aconsejar pero nunca forzar que a veces los padres confundimos el consejo con una orden disimulada y esto les presiona, vamos a ver como evoluciona el melenas ¡ya te contaré!

      Eliminar
  2. Ains que bien me viene este post...justo David empieza ahora en esa etapa y yo no se que hacer con el...con la notasaun no tiene problemas aun esta en sexto pero con sus hermanos esta de un " porculosillo"y yo pues todo el dia gritando!!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja yo lo de los gritos lo tengo ya asumido con los tres y con las notas espero que tu chico no cambie jajajajajajaj

      Eliminar
  3. Tengo 22 años y me pasó igual que a Rober. Cuando estaba en colegio todo bien, luego en el instituto sacaba malas notas (e incluso repetí 2 de la ESO). Haces bien en no romperle sus sueños, pues mi madre lo hizo y a día de hoy no se que quiero ser o de que me gustaría trabajar. Yo desde siempre he dibujado bien, decía que quería ser pintora y que haría la carrera de bellas artes. Bien, pues mi madre me decía que de pintora hoy en día no iba a conseguir trabajo, que mejor me sacara "algo" para trabajar en cosas en las que ganara dinero, como por ejemplo en un banco. Lo cual era absurdo para mí porque llevo suspendiendo matemáticas desde quinto de primaria...
    Pero claro, a partir de ahí la idea de pintar ya se me fue olvidando (incluso ahora lo aborrezco) y solo intentaba sacar buenas notas para evitar castigos, broncas y demás, y no porque fuera lo mejor para mí. Un consejo que te puedo dar es que lo felicites en lo que mejore, aunque sea un 5 raspado en una asignatura. Ya que en mi caso, cuando suspendía eran todo gritos, pero si aprobaba solo me decían un frió: "es que es lo que tenias que haber hecho hace tiempo".

    Me parece estupendo que le apoyes, que confíes en él en cuanto a sus sueños y que le animes a tener algunos estudios para tener algo seguro. Nadie es menos por estudiar Formación Profesional, ademas creo que hay uno para ser Dj!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que pena ¿no? en mi caso fue algo similar, yo siempre quise estudiar diseño de modas y mi padre decía que eso era un hobby, al final me plante y dije que no estudiaba y perdí dos años de mi vida, cuando me di cuenta hice administración pero nunca me gusto. Hice un curso de diseño de dos años y me encanto, estoy segura que si hubiera estudiado para que fuera una carrera y no un curso, hoy viviría de ello. Pero los pqadres lo hacen todo por nuestro bien y algunas veces sin querer se equivocan, es así de duro! Gracias por contarnos tu experiencia!

      Eliminar
  4. Que etapa tan difícil!! Yo aún la veo lejos pero seguro que me acordare de ti :) yo en su día tampoco quise estudiar y mis padres no me obligaron, creo que aunque lo hubieran hecho no habría acabado nada...ahora estoy en el intento de sacarme una carrera y pienso ¡ojalá hubiera estudiado en su día! Pero claro eso es difícil verlo cuando eres joven. Creo que haces muy bien apoyandolo en lo que le gusta y no machacándolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es así! jajaja la cantidad de errores que cometemos pero es parte de nuestro aprendizaje, mis hijos se tienen que equivocar, eso también es escuela y es la más importante! gracias por tu visita y tu comentario guapísima!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

5 mentiras sobre los Mellizos

Algunas mentiras sobre el mundo de los mellizos que son necesarias aclarar.
A lo largo de estos 3 años he venido comprobando que alrededor del mundo de los mellizos existen muchísimos mitos y mentiras que se han convertido en leyendas urbanas.
Cuándo se van a tener mellizos son miles las dudas que nos pasan por la cabeza, miedos, inseguridades  y preocupaciones nos acechan. 
Me he dado cuenta con mis hijos que muchas son infundadas por absurdas creencias,  y es que además lo tengo comprobado porque ya sabéis que mis sobrinas son mellizas también,  por eso he pensado que podría escribir este post, para ayudar a tantas madres de mellizos que me leen o que se acaban de enterar que vienen dos y  están perdidas entre tantos comentarios y opiniones que nos preocupan.
Durante mucho tiempo vengo repitiendo esta frase y hoy lo vuelvo hacer "los mellizos comparten lo mismo que se puede compartir con otro hermano de edad diferente, salvo la fecha de nacimiento y la complicidad que puede g…