Ir al contenido principal

Postureo y mentiras en las redes sociales



¡¡He vuelto!! Y no, no estaba de parranda, tampoco de vacaciones, muchos ya sabéis que estaba sumergida en un bonito proyecto llamado "Blogueras por la lactancia" que me tuvo secuestrada casi dos meses, fue una experiencia realmente agotadora pero muy satisfactoria. Fue tanto el cansancio que decidí darme un par de semanitas de desconexión y evidentemente después de todo este abandono de las redes por mi parte, sobraría cerrarlo por vacaciones, así que haremos todo lo que se pueda por mantener este blog y el canal de YouTube a flote.

He recibido muchísimos mensajes pidiéndome que sea más activa por SnapChat, que retome el canal y que retome el blog, pues aquí estoy, os he hecho caso y vuelvo a las andadas.

Confieso que estuve a punto de abandonar todo, pero por suerte tengo amigas de esas que te hacen reflexionar y te hacen dar cuenta que si tomas esa decisión te arrepentirás el resto de tu vida por qué necesitas compartir tus vivencias como madre sí o sí.

Este proyecto en mi interior dio para mucho. Me hizo ver el lado bonito de las personas, esas a las que la solidaridad las mueve, personas comprometidas y con muchas ganas de cambiar el mundo, tal vez con muy pocos recursos, pero con un corazón muy grande y muchas ganas de darlo todo por las causas bonitas.

Pero también conocí el otro lado de la moneda, ese lado fue precisamente el que me hizo querer abandonarlo todo. Realmente cuando crees en una cuenta, cuando crees en una persona, cuándo piensas que lo que te está mostrando es realmente la verdad, darte cuenta de que es todo una gran mentira duele y mucho.

Por el camino me he encontrado con muchísimas cuentas de esas a las que solemos llamar "famosas" que van de buenas y predicando continuamente su solidaridad, lo mucho que ayudan y lo comprometidas que están con las causas justas y necesarias. Esas mismas que muestran una vida casi perfecta, unos hijos impolutos, unas casas maravillosamente limpias, un armario completísimo y a la ultima... en fin la panacea de la maternidad, a esas mismas personas le hemos pedido ayuda infinidad de veces simplemente para que compartan el proyecto, ya no os habló de donar 5 € (que se supone que los deberían de tener o eso es lo que nos venden ellas con sus vidas magistrales) pero simplemente nos limitamos a pedir, por favor, que nos dieran un poquito de difusión, porque una cuenta con 40.000 seguidores puede hacer mucho y ¿sabéis cuál ha sido la respuesta? ignorarnos totalmente, o mucho peor, decir que si no recibían nada a cambio no participarían.

Así se mueven estas personas, esta es su solidaridad, esto es lo implicadas que están con la sociedad... simplemente cuando les beneficia el bolsillo o les aumenta los seguidores y ya de paso la vanidad.

Yo hoy no quiero entrar en el tema de cobrar por una foto, que ya me parece una desfachatez cobrarle a un pequeño artesano o a un pequeño comercio 60, 100, 120 € por una foto, además de recibir el producto de regalo ¡me parece descarado! pero eso es harina de otro costal, y como tal lo vamos a dejar apartado, yo hoy simplemente quiero contar la negativa que tuvimos por parte de cuentas muy, muy conocidas y supuestamente muy comprometidas con la causa que nosotros defendíamos.

Cuándo defiendes a rajatabla una idea, deberías ser consecuente siempre con esa ideología...
La verdad me apetecería muchísimo enumerarlas con nombres y apellidos en este post pero tengo cordura y no lo voy a hacer porque eso sería señalar con el dedo inquisidor y a mí nunca me ha ido esa forma de actuar, sé perfectamente que saben qué me refiero a ellas, y estoy segura de que vosotros, que me estáis leyendo, sabréis también a quienes me refiero.

Me he dado cuenta de que detrás de esas galerías perfectas en Instagram hay mucha vida vacía, hay mucho postureo y muchísima mentira. De hecho, he dejado de seguir todas estas cuentas, tanto en Instagram como en sus canales de YouTube y sus blogs.

Prefiero quedarme con cuentas reales que no tengan una galería tan bonita pero que me muestren la verdad de sus vidas con las que yo me sienta identificada y con las que pueda intercambiar opiniones, no escribir para no tener nunca respuesta.

Dicen que muchas veces el número de seguidores te cambia y que el hecho de tomarte esto como un trabajo hace que tu sencillez del principio cambie, pero personalmente creo que no es así, creo que si quieres mostrar postureo lo vas a hacer siempre con 1.000, 3.000, 5.000 o 40.000 seguidores.

Sinceramente, sí el hecho de llegar a 15.000 seguidores me va a cambiar como persona "que me quede como estoy"

El hecho de tener un canal, un blog o una simple galería Instagram y tener muchos seguidores detrás, también te deberían hacer tener responsabilidad y sentido común, pensar en todo momento que muchas de esas personas que te siguen son menores, niñas que se identifican contigo, que quisieran el día de mañana ser como tú, tener una familia como la tuya y creo sinceramente que lo que menos debes hacer es mentirle, porque probablemente estés frustrando a esas personas mostrándole una supuesta vida maravillosa y perfecta que no va a ver nunca porque créeme, nadie pero nadie tiene vidas perfectas...

Esto precisamente fue lo que me hizo estar al borde de abandonar las redes, el darme cuenta de que este mundo es de mentira, postureo y falsedad y yo sinceramente no pertenezco a esto, el día que decidí abrir un blog fue precisamente para contar cómo llevo mi maternidad con tres niños, mis frustraciones y también alegrías, lo que me ha servido y lo que no. Obviamente a todos nos gusta mostrar el lado bonito de nuestros días pero no debemos hacerlo idealizando y como espectadores, no podemos creer que todo lo que nos venden estas personas es cierto y que sus vidas son así de maravillosas.

Gracias de verdad como siempre a mi querida Raquel de @mamaosopanda por hacerme entender que no podía salir de aquí, que precisamente tengo que seguir luchando por mostrar lo que es realmente la vida de una madre, lo que siempre quise hacer desde el principio, desvirtualizar la maternidad.

Aquí seguiré, dando guerra durante un buen tiempo más, espero que os guste leerme y que no os aburra mi sinceridad.

Hasta dentro de muy poquito corazones...

Comentarios

  1. Muy bien dicho! A los que te seguimos nos encanta como eres así que no cambies nunca! Tú eres una madre real que nos muestra la vida misma y las dos caras de la maternidad.Y eso es de valorar!!

    ResponderEliminar
  2. Mucha razón! Hay mucho postureo y mucha falsedad,van de una cosa y luego te muestran su peor cara a la primera de cambio.A veces, dan ganas de desaparecer y dejarlo todo. Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes que pienso lo mismo que tu. Pensar que una amistad de verdad se pierde por tener algo gratis, más seguidores o vete a saber que. Es triste, pero hay gente que vive su vida de verdad y otra que solo lo aparenta. Me alegro que Reich te hiciera recapacitar ��

    ResponderEliminar
  4. Claro que sí, mi niña!! No puedes dejarlo porque en tus manos está marcar la diferencia!!

    ResponderEliminar
  5. La verdad que da un poco de pena y de vergüenza ajena también, el negocio de las marcas y la maternidad/paternidad. Realmente flipada me he quedado con la falta de apoyo a una causa como la que mencionas. Pero lo cierto es que aun con todo, lo que habéis conseguido es muy grande y eso no os lo quita nadie! Ánimo y adelante con esta naturalidad. La maternidad no es un anuncio de tal marca, es otra cosa, lo que tú escribes!!

    ResponderEliminar
  6. Acabo de descubrirte...pero tienes toda la razón...me puse el otro dia a mirar el canal/cuenta de una concida YouTuber que, como vivo en mi mundo, yo no conocía y, después de tres vídeos pensé "esto no puede ser verdad". Una casa con tantos hijos no puede estar así de perfecta. Si yo tengo uno y cada noche parece que haya pasado un tornado! Está claro que si vas a tener visita arreglas la casa y si te visitan miles de seguidores, más. Pero no me gusta que se muestre solo el lado bueno. Nadie cuenta el lado malo, y llegamos todas a casa del hospital con un nuevo bebé y con la maternidad idealizada. Y batacazo! Decidí no ver más vídeos de esta persona.

    ResponderEliminar
  7. Hola!!

    Esto siempre ha sido así, antes de que existieran las redes sociales, salían en la tv o en las revistas apoyando a ongs y luego tralarí que te ví.

    Muchísimas personas nos decepcionarán, por estos o por otros motivos. Pero no hemos de dejarlo todo por ellas ya que solo son una pequeña parte de toda la buena gente que hay por la red.

    Ánimo y besos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a mi hijo adolescente

El tiempo pasa muy deprisa, y un buen día te miré y ya no estaba mi niño, tenía frente a mí a un adolescente dispuesto a quemar cada una de las etapas de su vida.

¿En qué momento te convertiste en un hombre hijo?
¿Cómo pudo pasar tan rápido el tiempo? hace nada corrías a mis brazos con la sonrisa más hermosa del mundo, me abrazabas y me decías "te quelo muxo", te dormías a mi lado, tomándome la mano y colocándola cerca de tu nariz, por qué necesitabas sentir mi olor siempre. Me cantabas canciones molonas y me dedicabas bailes de rap haciendo volteretas por el suelo, y ahora eres ya un adolescente.
Si te cantaba una canción, me mirabas fijamente y tus labios imitaban el movimiento de los míos. Cuando no querías comer más, aceptabas otra cucharada solo si te decía ¡Por mamá! Me pedías una y otra vez que volviera a leerte el cuento, y veíamos juntos 256.876 veces"Herbi a toda marcha" por qué al verla con Mami ¡molaba más!Recuerdo que fingías hacerte "pupa" …

Mellizos en el colegio ¿Juntos o separados?

Del mundo de los mellizos, una de las cosas que más me llama la atención es el tema de separarlos en el colegio. Hay opiniones de todos los tipos, conozco casos de padres que lo han hecho con miedo y actualmente están encantados, también hay padres que se negaban rotundamente y se han encontrado con que el colegio los separa por "protocolo".
Desde hace poco más de 3 años, concretamente cuando me enteré de que esperaba mellizos, vengo informándome de todo lo que forma parte de este bonito mundo del tándem.
De todo lo que he leído, saco una sola cosa en conclusión: NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA SEPARAR A LOS MELLIZOS. A no ser que  muestren dependencia o que uno anule la personalidad del otro, hay un montón de estudios científicos que muestran que los hermanos mellizos que estudian juntos, tienen un mejor rendimiento académico que los que son separados en su primera etapa escolar. 

Ninguno de los casos anteriores se cumplen por ahora en mis hijos, entonces, ¿Cuál es el motivo par…

5 mentiras sobre los Mellizos

Algunas mentiras sobre el mundo de los mellizos que son necesarias aclarar.
A lo largo de estos 3 años he venido comprobando que alrededor del mundo de los mellizos existen muchísimos mitos y mentiras que se han convertido en leyendas urbanas.
Cuándo se van a tener mellizos son miles las dudas que nos pasan por la cabeza, miedos, inseguridades  y preocupaciones nos acechan. 
Me he dado cuenta con mis hijos que muchas son infundadas por absurdas creencias,  y es que además lo tengo comprobado porque ya sabéis que mis sobrinas son mellizas también,  por eso he pensado que podría escribir este post, para ayudar a tantas madres de mellizos que me leen o que se acaban de enterar que vienen dos y  están perdidas entre tantos comentarios y opiniones que nos preocupan.
Durante mucho tiempo vengo repitiendo esta frase y hoy lo vuelvo hacer "los mellizos comparten lo mismo que se puede compartir con otro hermano de edad diferente, salvo la fecha de nacimiento y la complicidad que puede g…