Cuento: ¿Donde ha ido el abuelo?

¿Dónde ha ido el abuelo? Un cuento muy emotivo que nos muestra una preciosa relación entre nieto y abuelo y los ayudará a superar una perdida en la familia.




UNO

     Las rayas que marcan las distintas alturas que he tenido en la vida dicen que poco a poco voy creciendo, pero, mirando las fotos en blanco y negro de cuando el abuelo era joven, observo que se va haciendo más pequeño. Y sin embargo parece que no, que el abuelo también va creciendo: al menos le crecen las orejas, y también la nariz, como si se estuviese convirtiendo en un elefante. Pero no: el abuelo se está haciendo más pequeño, o eso es, al menos, lo que me dice mi abuela.

     Yo no le entiendo ni jota a la abuela cuando dice que el abuelo, con el paso de los años, se va gastando. En el cole un día aprendimos que las piedras, con el paso del tiempo, se van gastando, por la erosión. Pero el abuelo no es una piedra. ¿O sí lo es? A veces lo parece, por ejemplo cuando duerme, pues no se mueve ni un milímetro.



La Topera Editorial es la encargada de proporcionarnos esta maravilla de cuento que nos servirá entre otras cosas para trabajar las emociones por la perdida de un ser querido y afianzar lazos familiares.

Como podéis ver al principio de la reseña esta libro empieza contando como ve un niño a su abuelo, lo que él percibe desde su inocencia, y lo que le cuentan sus familiares. A medida que avanza el cuento podemos emocionarnos con su estrecha relación. Es una historia separada en 8 capítulos donde vamos conociendo cuál es su relación, pero también como el abuelo va envejeciendo y perdiendo facultades, sin embargo desde la perspectiva del niño su abuelo no tiene nada de lo que le dicen los mayores, hasta que lamentablemente un día el abuelo falta, os sorprenderéis con la visión del niño sobre este último y triste acontecimiento. Incluso estoy convencida de que este cuento será de gran ayuda para explicar lo que es el Alzheimer o una enfermedad senil en los mayores de nuestras familias.

Las ilustraciones en este cuento son maravillosas. Preciosos dibujos que nos brinda el arte de Maite Gurrutxaga en tonos cálidos, sumamente dulces y cargadas de una alta emotividad. Particularmente la figura del abuelo me recordó a mi abuelito con su boina negra y su pelito gris. Confieso que este libro me ha emocionado muchísimo y me ha traído muchísimos recuerdos de momentos especiales y memorables en mi vida, los abuelos nunca se deberían marchar.


Como ya os conté anteriormente este precioso cuento lo edita La topera Editorial, está escrito por Alaine Agirre y exquisitamente ilustrado por Maite Gurrutxaga, con 40 páginas, de tapa dura y bajo mi punto de vista está recomendado para niños  a partir de los 8 años, aunque también es un regalo maravilloso para cualquier adulto.


Sin duda este cuento es muy especial y muy ideal para tener en nuestras bibliotecas, responder todas sus dudas y aprender a mirar la vida desde los ojos de un pequeño. Si quieres saber algo más de esta historia o directamente comprarlo, puedes hacerlo aquí.

No os puedo contar más, es mejor que lo podáis leer vosotros, disfrutarlo y emocionaros tanto como lo hago yo al leerlo, ¡Os cautivará!



¿Me ayudas a compartirlo?

Podéis seguirme en las RRSS:  Facebook, Instagram Y Twitter.

Comentarios